Protección de infraestructuras

Los animales utilizan en muchos casos infraestructuras tales como torres eléctricas, telefónicas, armarios, cuadros eléctricos, estaciones de bombeo o cualquier otra infraestructura para guarecerse, dormir o incluso criar. Este puede conllevar peligros, tanto para los propios animales como para las estructuras que están empleando.

Cortocircuitos, fallos en los equipos, pérdidas económicas y afectaciones en el suministro, son consecuencias graves que pueden evitarse con una protección adecuada de las infraestructuras.
SOMA ofrece un estudio completo de la situación así como soluciones concretas y adecuadas a cada caso.